¿Cuáles son los posibles grupos penales para tus cargos por drogas en Texas?

Cada estado elabora sus propias leyes que establecen las penas por posesión o distribución de sustancias controladas, que se ajustan a las listas federales de drogas. La Ley de Sustancias Controladas de 1970 estableció un sistema nacional para dividir los distintos tipos de drogas potencialmente nocivas en cinco categorías. Las clasificaciones se basan en la adictividad de la sustancia, la probabilidad de abuso y la posibilidad de uso médico.

La dirección
Código de Salud y Seguridad de Texas, Capítulo 481
utiliza el marco de las listas federales de medicamentos para crear cuatro grupos principales de sanciones. Aunque hay muchas similitudes con las listas federales de drogas, los estatutos estatales también combinan o desplazan las categorizaciones de varias sustancias para crear un sistema único. Comprender estos grupos de penas es vital si te enfrentas a cargos por drogas en Texas, porque el juez los utilizará como guía para dictar sentencia si te declaran culpable. Incluso los cargos por drogas por primera vez pueden llevar a años de prisión, dependiendo del grupo penal de la droga y de otras circunstancias del caso. Un entendido
abogado defensor de delitos de drogas
puede explicarte plenamente las consecuencias a las que te enfrentas y crear una estrategia para ayudarte a alcanzar el mejor resultado posible en tu caso.

Grupo penal 1

Este grupo contiene las sustancias más controladas. Estas drogas son muy adictivas y, o bien no tienen uso médico, o bien sus prescripciones se controlan estrechamente mediante bases de datos de seguimiento. Las sustancias de este grupo incluyen

  • Metanfetamina
  • Opiáceos con receta, como la Oxicodona
  • Heroína
  • Cocaína
  • Ketamina
  • Morfina

Este grupo de penas tiene también las directrices de condena más estrictas. Incluso poseer menos de un gramo de cualquiera de estas sustancias es un delito grave de cárcel estatal, que puede acarrear de 180 días a dos años de cárcel estatal y una multa de hasta 10.000 $. Las penas aumentan a medida que aumenta la cantidad de sustancia que posees. La pena máxima es de diez a 99 años de prisión federal y una multa de hasta 100.000 dólares si posees 400 gramos o más.

Grupos de penalización 1A y 1B

Una subsección del Grupo Penal 1, el Grupo Penal 1A incluye el LSD y sus componentes, como las sales y los isómeros del LSD. Estas sustancias se agrupan por separado porque se miden en unidades y no en gramos a efectos de sentencia. Una unidad suele ser un cuadrado de LSD. La pena por poseer menos de 20 unidades es de 180 días a dos años de cárcel y una multa de hasta 10.000 $. En el otro extremo del espectro, si posees más de 4000 unidades, podrías enfrentarte a entre 15 y 99 años de prisión y a una multa de hasta 250.000 $.

El Grupo Penal 1B se añadió mediante una enmienda de la legislatura de Texas en 2021 e incluye el fentanilo y sus derivados. Esta agrupación pretendía endurecer las penas por posesión, fabricación y distribución de fentanilo en comparación con las drogas del Grupo Penal 1.

Grupo penal 2

Las sustancias de esta categoría son principalmente alucinógenos, entre los que se incluyen:

  • Éxtasis
  • Mescalina
  • PCP
  • Psilocibina (setas)
  • Adderall

La posesión de cualquier cantidad de estas drogas es un delito grave. La consecuencia mínima es una multa de hasta 10.000 $ y de 180 días a dos años de cárcel estatal por tener menos de un gramo. Para grandes cantidades, la pena máxima es de 5 a 99 años de prisión y una fuerte multa de hasta 50.000 $.

Grupo Penal 2A

Esta agrupación está formada por cannabinoides sintéticos, como Spice y K2. La posesión de menos de un gramo de estas sustancias es un delito menor de clase B castigado con hasta 180 días de cárcel del condado y una multa máxima de 2.000 $. La pena máxima en este grupo es de hasta 99 años de prisión y una multa de 50.000 $.

Grupo penal 3

Aunque muchas drogas de este grupo penal pueden obtenerse legítimamente con receta, también tienen un alto potencial de abuso, por lo que se consideran sustancias controladas. Algunos ejemplos de las drogas incluidas en el Grupo Penal 3 son:

  • Benzodiacepinas, incluyendo Ativan, Xanax y Klonopin
  • Esteroides anabolizantes
  • Ritalin y otros medicamentos para el TDAH
  • Peyote

Poseer estas sustancias sin una receta válida puede acarrear penas graves. La posesión de menos de 28 gramos se castiga con una multa máxima de 4.000 $ y hasta un año de cárcel. Una cantidad superior a 400 gramos puede acarrear una multa de 50.000 $ y una pena de prisión de 5 a 99 años.

Grupo penal 4

Se incluyen en este grupo todos los opiáceos y opioides no incluidos en el Grupo Penal 1 y otras sustancias de venta con receta que puedan ser objeto de abuso. Es un delito menor de clase B tener en tu poder menos de 28 gramos de estas sustancias controladas, y podrías enfrentarte a hasta 180 días de cárcel y una multa de 2.000 $ si te declaran culpable. La gravedad de la pena potencial aumenta en función de la cantidad poseída, con un máximo de cinco a 99 años de prisión y una multa de 50.000 $ por cantidades superiores a 400 gramos.

¿Cómo se clasifica la marihuana?

Aunque algunos estados han legalizado recientemente el uso recreativo y medicinal de la marihuana, en Texas sigue siendo ilegal. Sin embargo, la marihuana no figura en los cuatro grupos de drogas penalizadas. En cambio, el Código de Salud y Seguridad del estado tiene un capítulo aparte que aborda la posesión de marihuana y las penas.

Los individuos con menos de dos onzas pueden ser acusados de un delito menor de clase B, condenados a hasta 180 días de cárcel y multados con hasta 2.000 $. Poseer grandes cantidades de más de 2000 libras es un delito grave con una pena de cinco a 99 años de prisión, con la posibilidad de una multa máxima de $100.000.

¿Cómo puede ayudarte un abogado defensor de delitos de drogas?

Los cargos por drogas en Texas pueden ser complejos y confusos. Dentro de cada grupo de penas, existen delimitaciones en las directrices para la imposición de penas basadas en la cantidad de droga poseída. Sin embargo, otros factores, como las acusaciones de fabricar o entregar la sustancia, vender o suministrar drogas a un menor de 18 años, o poseer drogas en un centro escolar o cerca de él, pueden dar lugar a un aumento de los cargos.

Podrías enfrentarte a importantes penas de cárcel o prisión por cargos de drogas, incluso con unos antecedentes penales limpios. Un abogado penalista de Texas con experiencia de The Greening Law Group puede proporcionarte la representación agresiva y cualificada que necesitas para luchar contra estas acusaciones que pueden cambiarte la vida. Ponte en contacto con nuestra oficina de College Station llamando al 979-779-2000 para programar una evaluación de tu caso hoy mismo.