¿Qué puede hacer si se le acusa de robo en Texas?

El Estado de Texas se toma muy en serio los delitos de robo. El Código Penal de Texas establece que una persona comete robo cuando «se apropia ilícitamente de un bien con la intención de privar al propietario de su propiedad». Los cargos por robo pueden ir desde un delito menor de clase C por el robo de artículos valorados en menos de 100 dólares, hasta cargos por delitos graves que podrían resultar en años de prisión y multas masivas. Además de las consecuencias penales, tener una condena por robo en sus antecedentes puede afectar a su capacidad para encontrar empleo en determinadas profesiones, recibir ayuda del gobierno para la vivienda o la universidad, y poseer un arma de fuego.

Montar una defensa sólida contra los cargos de robo puede ser vital para el éxito de su caso y su futuro. Un entendido Abogado de defensa criminal de Texas puede explicar algunas de las defensas comunes a los cargos de robo y cuándo se pueden utilizar. Sin embargo, la mejor defensa dependerá de sus circunstancias particulares. Póngase en contacto con un bufete de abogados expertos en defensa criminal tan pronto como sea posible para una estrategia legal adaptada a su situación específica.

¿Cuáles son las defensas más comunes en casos de robo en Texas?

Cuando la mayoría de la gente piensa en el robo, piensa en alguien que roba una propiedad física. Sin embargo, existen muchas variedades de robo. Por ejemplo, la propiedad intelectual intangible o los servicios pueden ser robados. O una persona puede ser acusada de robo si se apodera a sabiendas de bienes que otra persona ha robado.

Las variaciones en los cargos de robo significan que cada caso es diferente y requerirá una estrategia legal distinta para luchar contra la acusación. Algunas de las defensas que un abogado experto puede utilizar en su caso son las siguientes.

Falta de intención

En todos los casos de robo, la fiscalía debe demostrar que hubo intención por parte del acusado de privar permanentemente a una persona de su propiedad. Los cargos deben ser desestimados si su equipo legal puede demostrar que no existió esta intención. Situaciones que a primera vista parecen robos pueden deberse a menudo a un error de comunicación o a una confusión entre las partes. Si un acusado creía de buena fe que tenía permiso para poseer la propiedad o que la estaba tomando prestada con consentimiento, puede aportar pruebas de falta de intención.

Coacción

En determinadas situaciones, una persona puede verse obligada a cometer un delito como el robo porque otros la amenazan con hacerle daño a ella o a sus seres queridos si no coopera. A veces, los menores u otros miembros vulnerables de la sociedad se ven obligados a vivir en estas circunstancias por las bandas locales.

No darse cuenta de que el objeto estaba en su posesión

A veces pueden producirse errores honestos. Puede que se le caiga un objeto en el bolso en la tienda, o que se olvide de devolver un objeto prestado. Si realmente no sabía que tenía el artículo, entonces no tenía intención de robarlo. Sin intención, la acción u omisión no se considera robo.

Titularidad legítima de la propiedad

Si le acusan de robar una propiedad, pero puede aportar pruebas de que es el legítimo propietario, puede ser una defensa muy eficaz. Por ejemplo, si alguien te vendió su vehículo y luego te acusó de robarlo cuando lo recogiste, podrías presentar la factura de venta o el título transferido como prueba de propiedad.

Registro e incautación ilegales por la policía

La Cuarta Enmienda protege a los ciudadanos estadounidenses de registros e incautaciones ilegales por parte de las fuerzas del orden. La policía no puede obtener una orden para registrar su domicilio o sus pertenencias sin causa probable.

En general, esto significa que los agentes deben demostrar que tienen motivos para creer que usted ha cometido un delito antes de que un juez les conceda una orden de registro. Si la policía no siguió los procedimientos adecuados, las pruebas obtenidas ilegalmente pueden ser excluidas o el caso puede ser desestimado.

Otras defensas

Un cargo por robo puede acarrear consecuencias que alteren su vida si es condenado, incluyendo tiempo en la cárcel o prisión, libertad condicional o multas. Ciertas circunstancias aumentan automáticamente la categoría del delito, como robar a una persona mayor o a una organización sin ánimo de lucro. Algunas defensas no resultarán en la desestimación del caso de robo, pero pueden reducir los cargos o el castigo por el delito.

Devolución de la propiedad

Si una persona acusada de robo intenta devolver la propiedad, es probable que siga siendo acusada de privar al legítimo propietario de sus pertenencias durante un tiempo. Sin embargo, un abogado de defensa criminal podría argumentar que el acto de devolver la propiedad muestra remordimiento, y puede resultar en una sentencia más indulgente por parte del juez. Cada caso es diferente, por lo que es esencial consultar con un abogado experto para conocer mejor sus opciones.

Sobreestimación del valor de la propiedad

Muchos elementos pueden influir en la gravedad de sus cargos por robo, pero el valor de la propiedad es un factor importante. Por ejemplo, un robo es un delito menor de Clase A en Texas si la propiedad robada vale $750 o más pero menos de $2500.

Si el valor de la propiedad es exagerado, podría dar lugar a una acusación más grave con mayores sanciones. Si su abogado puede demostrar que los objetos robados valían mucho menos de lo que afirma el propietario, los cargos y las penas pueden reducirse considerablemente.

¿Cómo puede ayudar un abogado defensor con experiencia?

Defenderse de forma independiente contra cargos penales como el robo puede ser un reto, y lo que está en juego no podría ser mayor. Un abogado de defensa criminal bien informado puede utilizar sus años de experiencia con el sistema legal para evaluar su caso y determinar la mejor defensa posible para su situación. Para saber más sobre cómo podemos ayudarle a proteger sus derechos,
ponte en contacto con
The Greening Law Group hoy mismo en el 979-779-2000.