¿Qué tan grave es un cargo de posesión de drogas en Texas?

Las sanciones penales por un cargo de posesión de drogas en Texas pueden ser graves, y las ramificaciones pueden ser persistentes y pueden afectar su vida personal y profesional. Puede que se enfrente a fuertes multas, penas de cárcel, programas de rehabilitación, servicios a la comunidad y otros castigos ordenados por el tribunal. Las consecuencias exactas dependen del tipo y la cantidad de droga(s) implicada(s), de si tiene antecedentes de condenas por drogas y de otros factores.

Es crítico entender a fondo el alcance de sus cargos y las penas potenciales a las que puede enfrentarse si es condenado. Un entendido Abogado de defensa de posesión de drogas de Texas puede proporcionar la orientación jurídica especializada que necesita para dar sentido a su situación y determinar sus mejores opciones para luchar contra un cargo de posesión.

¿Cómo se determina la posesión de drogas?

La acusación en un caso de posesión de drogas debe poder demostrar claramente que usted tenía a sabiendas la posesión personal o el control de la sustancia en cuestión. Los fiscales también deben demostrar que usted sabía que la sustancia era una droga. La ley también distingue entre la posesión simple, que es la posesión de una droga ilegal para uso personal, y la posesión con intención de distribución, que significa que usted pretendía vender, regalar o entregar la sustancia ilícita. Las penas por distribución suelen ser mucho más duras que las impuestas por simple posesión.

La posesión puede convertirse en una cuestión sorprendentemente compleja porque puede abarcar algo más que los objetos encontrados en su persona. También puede incluir la «posesión constructiva» de sustancias ilegales. Si se le acusa de posesión constructiva, puede enfrentarse a penas por drogas encontradas en su casa, sus pertenencias u otra zona a la que pudiera acceder o controlarlas.

¿Cómo agrupa Texas sus penas por posesión de drogas?

La Ley de Sustancias Controladas de Texas clasifica las drogas ilegales en seis grandes grupos en función de su clasificación. Cada uno de estos grupos lleva aparejadas unas directrices para la imposición de penas. Las drogas consideradas más adictivas o nocivas se clasifican en los números de grupo inferiores. Sin embargo, el sistema puede resultar algo confuso porque algunas sustancias pueden clasificarse en más de una categoría.

Grupo penal 1

Las drogas incluidas en este grupo se consideran las más peligrosas y adictivas, como las metanfetaminas, el opio, la ketamina, la psilocibina (setas), la heroína y la cocaína. También cubre los opiáceos con receta, como la oxicodona. La posesión de una sustancia del Grupo Penal 1 es siempre un cargo de delito grave. Incluso tener menos de un gramo en tu poder puede acarrear una condena de 180 días a dos años de cárcel y una multa de hasta 10.000 dólares. Las grandes cantidades pueden dar lugar a penas más largas, de dos a 99 años, y multas de hasta 300.000 dólares.

Grupo penal 1-A

Se trata de un subgrupo del Grupo Penal 1 reservado al LSD porque la cantidad de LSD se mide de forma diferente a la de otras drogas. En lugar de gramos, el LSD se mide en unidades, que suelen ser pequeños cuadrados de papel empapados en la droga. La posesión de LSD o de cualquiera de sus derivados también es un delito grave, y las penas para cantidades pequeñas y grandes son similares a las del Grupo Penal 1.

Grupo penal 2

Muchos tipos de alucinógenos entran en este grupo, como la MDMA, el peyote, el éxtasis y otros. Las sales de anfetamina (Adderall) y el aceite de cannabis también se incluyen en este grupo.

Por la posesión de menos de un gramo de estas sustancias, se enfrentará a un cargo de delito grave que se castiga con 180 días a dos años en la cárcel estatal y una multa de hasta 10.000 dólares. Las penas de cárcel y las multas aumentan a medida que aumenta la cantidad.

Grupo penal 2-B

Se ha producido un repunte en la fabricación y el consumo de drogas cannabinoides sintéticas, como Spice y K2. Estos medicamentos tienen su propia clasificación. La posesión de menos de cuatro onzas es un delito menor, mientras que cualquier cantidad que supere esta cantidad se imputará generalmente como delito grave.

Grupo penal 3

Este grupo incluye la posesión ilegal de medicamentos de venta con receta no incluidos en los otros grupos de sanciones, como Xanax, esteroides anabolizantes, Ritalin, Valium, determinados opiáceos y otros. Una condena por pequeñas cantidades de estas drogas sin una receta válida es un delito menor que puede acarrear hasta un año de cárcel del condado y una multa máxima de 4.000 dólares. Sin embargo, la posesión de grandes cantidades de más de 28 gramos es un delito grave.

Grupo penal 4

En este grupo se incluyen otros medicamentos de venta con receta que podrían ser objeto de uso indebido y los compuestos químicos utilizados para fabricar drogas. Las penas por posesión son similares a las del Grupo Penal 3, con pequeñas cantidades que dan lugar a un delito menor de clase B y cantidades superiores a 28 gramos que ya constituyen un delito grave.

¿Y la marihuana?

La marihuana se clasifica de forma diferente según la ley de Texas, pero sigue habiendo consecuencias por posesión. Tener menos de dos onzas de marihuana es un Delito Menor de Clase B, y usted podría ser sentenciado a hasta 180 días en la cárcel y una multa máxima de $2,000. Las penas aumentan a medida que aumenta el peso, y la posesión de más de cuatro onzas se considera delito grave.

¿Cómo puede ayudarle un abogado con experiencia en defensa por posesión de drogas?

Una condena por posesión de drogas puede afectar a su vida de múltiples maneras. A muchas personas lo que más les preocupa son las posibles sanciones penales, pero tener antecedentes penales también puede perjudicar a su carrera profesional, obstaculizar el acceso a la justicia y la libertad de expresión.r sus finanzas, impedirle votar o poseer un arma de fuego, y puede dañar sus relaciones y lazos familiares.

No permita que un cargo por posesión de drogas descarrile su vida. Un abogado defensor experto de The Greening Law Group puede ayudarle a navegar el proceso legal y defender sus derechos.
Ponte en contacto con
con nuestro bufete de abogados llamando hoy al 979-779-2000 para programar una consulta gratuita y hablar de tus opciones legales.